Por fuera, el nuevo auto concepto Aicon de Audi podría describirse como una ventana al futuro, aunque nada que no hayamos visto últimamente en las distintas ferias automovilísticas. Sin embargo, el verdadero foco de atención del Aicon está en su interior, un interior despojado totalmente de volante y pedales.

Según declaró Audi, en el momento que estén disponibles las infraestructuras adecuadas para usar a su máximo potencial vehículos como el Aicon, se habrán terminado definitivamente los accidentes. Lo anterior significa que el Aicon puede mover sus asientos en cualquier dirección y muchos de sus componentes (techo y ventanas) habrán de utilizarse como un medio de interacción con el pasajero, siempre con la atención fijada en sus necesidades y comodidad.

La propuesta de la firma alemana va desde un despliegue de información en las superficies, una parrilla sin faros y con centenares de unidades de iluminación inteligente, hasta un mini dron que iluminará la salida en condiciones de muy poca luz.

Los talentos del Aicon no terminan ahí, este milagro de la ingeniería alemana está potenciado por cuatro motores eléctricos, cuenta con tracción alimentada por baterías de carcasa sólida y 354Cv para alcanzar una velocidad de crucero de 130 Km/h.