Es cierto que el Moller M400 no es exactamente un coche con alas, por mucho que le denominen SkyCar, pero tienes que admitir que es lo más parecido a nuestro sueño que se puede encontrar, con la ventaja de que tenemos a tiro su prototipo original en Ebay, ya sea pujando en la subasta a partir de un millón de dólares, o en compra directa si multiplicamos por cinco esa cifra. Sí, ya sabemos que los sueños cuestan. Por eso les llamamos sueños.

Desarrollado por Moller Internacional, el M400 SkyCar levantó el vuelo por primera vez en 2001, como parte de su desarrollo para convertirse en un medio aéreo de transporte personal basado en su capacidad de despegue y aterrizaje vertical usando esas cuatro toberas de inclinación variable que podemos observar en las fotos y que nos recuerdan a un buen puñado de aparatos con el mismo modus operandi que hemos visto en las películas.

Hay que decir que, a pesar de lo atractivo de nuestros sueños y de que el SkyCar ha levantado el vuelo en multitud de ocasiones, aun no ha sido homologado para su uso, al menos en Estados Unidos, por lo que puede que para el caso, puede que más que un coche aéreo adquiramos un precioso ladrillo con alas.

A lo mejor conviene esperarnos a ver que es lo que consigue Moller International con el dinero que consigue con la subasta, que se añadirá a los 150 millones de dólares ya invertidos en esto de los coches aéreos. Y es que ya se sabe, el que algo quiere, algo le cuesta.