Los fanáticos de la firma coreana no podían estar más satisfechos. Con dos nuevos modelos ultra modernos, Samsung reclama su reinado en cuanto a smartphones con sistema operativo Android se refiere. Los nuevos Galaxy S8 y S8+ sorprenden por su renovado diseño, donde el botón de inicio se ha traslado a la parte posterior del aparato, para dar paso a un frente que es todo pantalla.

Como sus antecesores, los nuevos Galaxy conservan sus líneas curvas e introducen un botón virtual visible en la pantalla Super AMOLED QHD de 5.8 pulgadas y 6.2 para la versión Plus+. Pero no todo es apariencia en estos nuevos smartphones: el procesador de la casa es un Exynoss 8895 de 8 núcleos y 2.3 GHz; la memoria RAM es de 4GB y la interna de 64GB, expandibles vía tarjeta micro SD.

Más características impresionantes aguardan en el departamento de fotografía, con una cámara trasera de 12 megapíxeles con apertura focal de 1.7 (muy luminosa). Para las selfies, una cámara frontal de 8 megapíxeles hace el trabajo. Y para combinar con el estilo propio, colores negro, platino, gris y azul estarán disponibles para los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+

En otros departamentos, la batería no presenta ninguna característica novedosa y para tranquilidad de muchos, conserva el mini-jack para auriculares y puerto de carga USB tipo C. Para responder las dudas y asistir a los orgullosos dueños de los Galaxy S8 y S8+, Samsung desarrolló al asistente virtual Bixby.