La alianza de Rebellion Timepieces y Telos Watch nos ha regalado un nuevo referente de precisión y complejidad, inspirado en la estética de los autos deportivos, el Predator 2.0 Regulator Tourbillon.

Telos Watch, fundada en 2009 por Franck Orny y Johnny Girardin, es una “tienda de ideas” especializada en el desarrollo y producción de movimientos para la industria relojera. La innovación y complejidad que llevan como su estandarte, hicieron de su alianza con Rebellion Timepieces algo natural y fructífero, siendo ésta una de las firmas relojeras que comienzan a marcar tendencias dentro de la industria.

En el nuevo Predator 2.0 de Rebellion, las perturbaciones causadas por la gravitación y el magnetismo de la tierra son compensadas por el tourbillon que se ubica a la hora 6 del disco. Las horas y los minutos, por otro lado, se indica en dos contadores separados, mientras que una aguja indica los segundos.

Los dos discos del Predator 2.0 (horas a la izquierda, minuts a la derecha) nos recuerdan al tablero de un auto deportivo. Cada uno de ellos se mueve de manera independiente, impulsados por un motor de carga automática con increíbles 65 horas de reserva de marcha. Este calibre está basado en el P351 de Telos Watch, un movimiento de tourbillon regulador, antes conocido como “reloj maestro”, usado en los observatorios para el ajuste preciso de los relojes.

El Predator 2.0 Regulator Tourbillon es una edición limitada de 30 relojes en caja de oro rosa de 48 milímetros de diámetro, hermética en hasta 50 metros de profundidad. Está disponible con correa de caucho vulcanizado, en colores café, negro, rojo, azul, amarillo, morado, blanco y naranja, todas con hebilla desplegable de acero inoxidable.