Cambiar el color de cabello en un instante -sin peluca o efectos especiales- quedaba reservado para las películas de ciencia ficción. Hoy, gracias a Lauren Bowker, dueña del estudio The Unseen, lucir un cabello azul en las calles, negro en algún interior o morado con la lluvia ¡en un sólo día! ya es totalmente una posibilidad.

Dentro de grupos selectos del mundo de la belleza, Lauren Bowker es conocida simplemente como la Alquimista; su dominio de los químicos la ha llevado a creaciones como la que hoy ha dejado atónitos a todos los estilistas y que  simplemente ha bautizado como FIRE.

FIRE es un cóctel de químicos diseñado para responder a fluctuaciones de temperatura y humedad, disponible en una amplia variedad de tonalidades que van desde los rojos más intensos hasta los pasteles más sutiles.

El secreto de este tinte “mágico” se crea usando un proceso termorregulador de la piel humana. Esto provoca una reacción química que altera el color, de acuerdo a factores externos y ocasiona que las moléculas de carbón en FIRE atraviesen una reacción reversible.

Una vez que el cabello es expuesto a un cambio particular de temperatura, una molécula del enlace de carbono se vuelve más estable que la otra. La reacción entre estos enlaces hace sobresalir una molécula con una absorción distinta de luz y por tanto creando un color distinto.

Su creadora, Lauren Bowker, nos ha prometido que muy pronto FIRE se pondrá a la venta como cualquier otro producto de coloración, haciendo realidad el sueño de millones de fashionistas que desean cambiar su look en cuestión de minutos.

Si todavía dudas que FIRE sea realidad, checa el video donde el cabello de las modelos se transforma en segundos.